Categories

 

Portada > Economías > Capitalismo > Nos sale carísimo mantener a los ricos


No nos los podemos permitir ni social, ni económica, ni ecológicamente

4 de mayo de 2017

Nos sale carísimo mantener a los ricos

No conviene confundirse de enemigo: lo que resulta socialmente corrosivo y peligroso es la desigualdad y la asimetría de poder, no sus víctimas. El dinero público y la riqueza generada por las personas trabajadoras no está subvencionando a los pobres, sino a los ricos.


Nos sale carísimo mantener a los ricos

El sistema legal, económico, político y cultural dominante que sufrimos promueve los comportamientos egoístas y predatorios. Se admira a quienes con más eficacia y de manera no recíproca vampirizan y acaparan la riqueza generada por ecosistemas o el trabajo de comunidades humanas. En un planeta finito y ecológicamente degradado, la acumulación de riqueza de unas personas es siempre a costa de la desposesión de otras.

Una sociedad sostenible y saludable debería, en cambio, dotarse de mecanismos que penalicen el abuso de lo común e incentiven aquellos comportamientos que mejoren la vida de toda la comunidad y regeneren el medio ambiente del que depende todo ser vivo (humano y no humano). Hasta que no comprendamos que la prosperidad, la seguridad y la felicidad solo se consiguen mediante colaboración, confianza y reciprocidad seguiremos atribuyendo la causa de la enfermedad a sus síntomas. Pensaremos, erróneamente, que las víctimas de un sistema perverso—y no el sistema en sí que funciona aplastando a cada vez más personas en beneficio de unos pocos privilegiados—son nuestro problema.

No conviene confundirse de enemigo: lo que resulta socialmente corrosivo y peligroso es la desigualdad y la asimetría de poder, no sus víctimas (las personas más vulnerables). Los que se apropian del bien común son los ricos y poderosos, no los pobres e inmigrantes. Solo hay que recordar que un puñado de personas que caben en un bar pequeño de barrio acaparan más riqueza que el 50% de la población mundial o que el 1% de los humanos dispone de tanta riqueza como el 99% restante. Con estas cifras en mente, nadie puede argumentar que a la sociedad le sale caro mantener a las personas en riesgo de exclusión social sin que suene a distorsión malintencionada de la realidad.

El dinero público y la riqueza generada por las personas trabajadoras no está subvencionando a los pobres, sino a los ricos. Los ricos se subvencionan devorando lo público y lo común (lo generado por la sociedad y por los ecosistemas) y reproducen su capital sin necesidad de trabajar (intereses, rentas, herencias, especulación). El trabajo y la riqueza, en cambio, lo crea la sociedad, no las macro-corporaciones o la adicción estructural al crecimiento económico (mucho menos la especulación financiera); dichos actores, de hecho, generan dinámicas que precarizan o destruyen tanto el empleo de calidad como el medioambiente del que depende todo ser vivo que habite nuestro planeta (incluidos los seres humanos millonarios).

Las personas vulnerables no quitan el trabajo a nadie. Realmente, además de la creciente automatización que sustituye al trabajo humano, es la dinámica del capitalismo neoliberal la que condiciona que no florezcan empleos de calidad necesarios para la reproducción y el mantenimiento de una vida humana próspera (en agroecología, diseño sostenible y biomímesis, economía ecológica, construcción de casas pasivas, energías renovables, ecología urbana y un largo etcétera).

Los ricos se subvencionan devorando lo público y lo común


En lugar de dar más poder a las corporaciones y a los dueños del capital (la falacia de que desregulando y privatizando lo público y facilitando la vida a las macro-corporaciones se crea empleo) deberíamos, por el contrario, tasar intensamente los bienes inmuebles y el capital a partir de cierto umbral (pues se trata de la riqueza que se reproduce rápidamente no solo sin necesidad de contribuir al bien común, sino acaparándolo y destruyéndolo), no el trabajo (la contribución, monetarizada o no, al bien común y la sostenibilidad socioeconómica) para, de este modo, reducir la desigualdad y subvencionar con lo recaudado una disminución general de las horas semanales de trabajo con salarios mínimos más altos para acabar con el desempleo, el estrés y la explotación laboral y medioambiental.

Ahora bien, la deliberación sobre qué trabajos son necesarios para la reproducción social y cuáles son social y ecológicamente indeseables debería ser decidido por la sociedad en su conjunto, no por la dinámica, facilitada por el poder estatal, de crecimiento económico a toda costa o por las corporaciones transnacionales cuyo objetivo no coincide, en la mayoría de los casos, con el bien común.

Obviamente, si se generasen debates abiertos entre el conjunto de los habitantes de una ciudad para decidir qué empleos hay que fomentar y cómo diseñar el espacio urbano, muy poca gente defendería la necesidad de endeudar masivamente a la ciudad y buscar inversiones extranjeras millonarias para construir autopistas o aeropuertos innecesarios y obras faraónicas disfuncionales que dejan infraestructuras monstruosas carísimas de mantener, deudas eternas, corrupción urbanística y degradación ambiental (estadios olímpicos, macro-casinos, expos, rascacielos). Estos proyectos siempre subvencionan, con dinero público, una dinámica de acumulación que beneficia a los que ya son ricos y generan un espacio urbano deplorable para los demás.

La mayoría de vecinas y vecinos preferirían, sin duda, espacios públicos a escala humana para el disfrute común y cotidiano, mucho más asequibles y fáciles de mantener, y que mejoren la calidad del aire y el agua, reduzcan el ruido y el estrés, favorezcan las relaciones sociales, y no dejen una mella en las arcas públicas: parques, huertos urbanos, zonas verdes y peatonales, bibliotecas y centros sociales, etc. Espacios donde la comunidad pueda encontrarse, sin necesidad de gastar y consumir, para jugar, enamorarse, charlar, hacer ejercicio o aprender y enseñar taichí, yoga, permacultura, carpintería, reparación de electrodomésticos, etc. ¿Cuántos niños y ancianos necesitan o van a usar un estadio olímpico que cuesta millones? ¿De qué manera va a mejorar dicha construcción el día a día de la ciudad para las personas de a pie? Un parque agradable es mucho mejor para la vida cotidiana, la salud y el bienestar, cuesta muy poco si se planea bien, es positivo para el medio ambiente y cohesiona la comunidad.

No nos podemos permitir a los ricos alimentando sus excentricidades, megalomanías y porfolios financieros a costa del bienestar social y ecológico. Que no nos engañen, los que sufren las consecuencias más dolorosas de este sistema perverso no son la causa del problema, sino sus víctimas. Equivocarnos al identificar las causas de nuestro malestar tiene el contraproducente efecto de enfrentar a los oprimidos y, en consecuencia, fortalecer al opresor. Centrarnos en las causas de los problemas, y no solo en sus síntomas, es el primer paso para intentar crear un sistema socialmente deseable, económicamente estable y ecológicamente viable.

Luis I. Prádanos    Academia.edu

Comentar

13 Mensajes
  • robero Perez 4 de mayo
    11:19

    Toatalmente de acuerdo. Y creo, o al menso tengo la esperanza, que un gran mayoria este también de acuerdo. Pero cuando encontraremos un lider que sea capaza de movilizarnos para que podemas enfentarnos a ese nuestro enemigo. Es necesaria una nueva revolución para que nuestro trabajo tenga el valor que merece y no el que, (el enemigo) decida que tiene. Hace falta un revolución moral, cívica, que ponga en valor la (verdadera) solidaridad. Nuestros actuales gobernates no nos defienden y somos incapaces de cambiarlos. Los no ricos estamos perdiende la guerra, y lo que es peor la esperanza de ganarla

    Responder a este mensaje

  • Pierre Mbeniyaba 4 de mayo
    11:20

    Dios mío cuanta razón tiene su disertación, ¿cómo se podía hacer llegar este sencillo mensaje a la mayoría de la gente, para que sin necesidad de haber leido los compendios de los grandes economistas, puedan entender sencillamente de que va eso (no me atrevo ni a nombre el capitalismo)?.

    Responder a este mensaje

  • chifus 4 de mayo
    12:06

    La individualización se crea al exacerbar y confundir un proceso natural de socializacion y autonomización personal a nivel intelectual y emocional,
    y este exacerbo es fruto de 25 años de capitalismo neoliberal y salvaje,
    qe privilegiando a ls qe mas tienen, obliga a ls qe menos tienen a mirar cada vez mas por su propia y exclusiva supervivencia.
    El miedo produce esquizofrenia y la esquizofrenia es la perdida de la identidad, la dignidad, la personalidad, osea sumision...sabreis quien es quien por que su discurso o demas es meter miedo...
    El individualismo nace por un exacerbo egocentrico qe puede ser inducido al pribar a la ciudadania de derechos, trabajo y sociabilidad, lo necesario para vivir.
    Ls derechos no son abstraccciones, son lo qe NECESITAMOS para vivir y ser HUMANOS y ls neoliberales, ns van privando de ellos por su interes personal y negocian cn ellos,
    La democracia nace de la ciudadnia no d ls politicos

    Responder a este mensaje

  • di no 4 de mayo
    12:27

    Menuda tontuna. Creo que el título debería de ser, "vamos a cortar la cabeza a los ricos y destruir todas las ciudades para vivir en fabelas. Ejemplo de gasto exagerado y que ahora por desgracia utilizan sólo los más ricos de Madrid... vease el tunel de la M30 y Madrid Rio. Yo sólo veo a 4 o 5 personas paseando por Madrid Rio porque creo que la cuota de entrada son 1.000.000€ en el banco, tarjetas black o haber robado al ayuntamiento de Madrid. El tunel de las M30 no ha aliviado nada porque en Madrid la gente rica (debe de haber millones de ellos) lo utilizan todos los días... haya atasco o no

    El problema de nuestra sociedad no es ricos contra pobres, inmigrantes contra residentes, izquierda contra derecha... el problema es de ética. Todos intentamos buscar nuestras trampas para "estafar" al sistema, los ricos al ser un 1% de la población es un blanco fácil. Pero a mi me parece mucho peor que alguien no quiera trabajar porque <> o <>.

    Es más fácil echar la culpa a los demás que asumir responsabilidad y si además es populismo mejor porque así los borregos nos siguen fácilmente. Yo sólo es culpable de no llevar bien saneadas mis finanzas, de no ser engañado por las élites y de exigir un trato justo a toda la ciudadanía. También soy crítico con la información que recibo y no sigo todos lo que veo por la tele o leo en los periódicos. Yo me informo antes de votar y no repito las consignadas de un lider que sólo busca su minuto de gloria.

    Responder a este mensaje

    • Tu nombre 4 de mayo
      13:22

      Tanto escribir y no has terminado ni uno solo de tus argumentos. Ademas de que cuesta entender tus frases.
      Parecía empezar algo bueno en ese segundo párrafo que termina con.... un dibujo? A lo mejor es que no estoy muy cercano culturalmente a ti, pero no lo he sabido interpretar.
      Coincido en que el problema es que la humanidad esta corrupta. Este articulo, sin partir de ello, apunta a que es mucho mas dañino para la sociedad esa corrupción en manos de quien tiene el poder y el dinero. Produce mayor mal general una gran empresa que solo mira por si misma, que el tipo de tu historia del cual parecías querer decir que no trabajaba porque no le daba la gana. Sin embargo la primera es presentada como gran benefactora de la sociedad humana y el segundo como el culpable de que no vivamos mejor. Me ha gustado mucho que tu mismo entres a ilustrar con el ejemplo de tu opinion el articulo.

      Responder a este mensaje

    • Kairos 4 de mayo
      13:27

      Jeje. O no has entendido nada del artículo, o eres perjudicado por los cambios socioeconomicos que plantea (cosa que dudo, pues deberias formar parte de las escasas y mal llamadas élites), o simplemente no posees el espiritu crítico que jactas de tener.
      En ningun momento el artículo insta a actuar con violencia, solo pone el foco del origen de las desigualdades en las personas que se benefician de ellas. ¿No será que son las mismas que la motivan?
      Por otro lado dices que todos intentamos estafar "al sistema". Pues puede que te sorprenda, pero existen personas que solo estan interesadas en vivir su vida dignamente sin menoscabar la de los demás e, incluso, hacer todo lo posible para que mejore.
      Por último, calificar de populismo el artículo no es mas que un ataque descalificador, pero no es un argumento. Solo muestra de que lado estás, y precisamente no es del tuyo, y que comulgas con aquello que los medios se han dedicado a difundir los últimos años como alimento contaminado para la mayoria de las mentes que no tienen ni tiempo ni ganas de pensar por si mismas, justamente por la cantidad de cansancio y malestar que genera el sistema que aquellos tratan de mantener, ya que solo son mercenarios sin moral.
      Quizas no deberias de "seguir" nada de lo que ves en la tele o los periodicos, ya que son los medios de manipulación por excelencia. Y para vivir en una sociedad sana sus individuos deben hacer mucho mas que votar.

      Responder a este mensaje

    • Tu nombre 5 de mayo
      00:49

      Tienes toda la razón.
      En España, ahora mismo hay mas de 5 millones de personas en el paro porque no quieren trabajar.

      Responder a este mensaje

  • Agus 4 de mayo
    18:44

    Aquí, al final, dejo un enlace a un informe de la New Economics Foundation de 2009 titulado "A Bit Rich" que hace un cálculo de la rentabilidad global (económica, social y medioambiental) de distintas profesiones y donde se puede observar que hay trabajos (muy bien remunerados) con los que la sociedad sale perdiendo y otros (generalmente mal remunerados) en los que como sociedad salimos ganando. Se refiere a la sociedad británica, pero la metodologia sería replicable en otros países, por supuesto. (Para saber más sobre la metodología lo mejor es consultar la bibliografía del informe donde se explica más extensamente, dejo también el enlace).
    Enlace al informe: http://neweconomics.org/2009/12/a-bit-rich/
    Enlace a la metodología RSI (retorno social de la inversión): http://neweconomics.org/2009/05/guide-social-return-investment/?lost=true&_sf_s=+publications+a+guide+to+social+return+on+investment

    Responder a este mensaje

  • anónimo 5 de mayo
    11:00

    Dejo una reflexión: ¿Los ricos son ricos porque obligan a los "no ricos" a darles el dinero? En ciertos caso podría ser o parecer así -si cosas básicas como alimentos o vivienda están en poder de unos pocos- la cuestión es que esto no es así siempre y en muchas otras cosas el poder lo tenemos nosotros como consumidores. ¿Qué sucede? pues terminamos dándole el dinero a los mismos casi siempre. Como nos consideramos pobres por comparación y son los ricos los que tienen tiempo, la costumbre es ir a lo fácil y barato -> lo barato y rápido viene de multinacionales o símiles -> el dinero acaba llegando mayormente a esos "ricos y despiadados a los que se la trae al pairo el medio ambiente" y luego nos quejamos de que malos son los ricos y que mal va el planeta. Con esto quiero decir que es fácil quitarnos responsabilidad y decir "el estado del planeta y la sociedad es mayormente por como actúan los ricos". Sin embargo, hace décadas que tenemos internet y uno se puede informar de que es lo mejor para adquirir un producto o servicio alternativo a través del cual el dinero no llegue tan directamente "a los de siempre" para que hagan "lo de siempre", se reparta la riqueza más equitativamente y ayudemos a otra gente como nosotros en el proceso. Las preguntas son: ¿es esto fácil? no, no es fácil poner de acuerdo a mucha gente, pero ahora más fácil que hace 30 años. ¿Estamos dispuestos a pagar un "precio mayor por todo" en tiempo, quizá comodidad y dinero a cambio de que a otros y el planeta les vaya de manera directa o indirecta un poco mejor? que medite y responda cada uno.

    Responder a este mensaje

    • Vallejo 5 de mayo
      13:50

      Efectivamente. Los RICOS obligan a los NO RICOS a darles el dinero. A eso se le llama "el sistema". Los RICOS son los RENTISTAS y los NO RICOS son los que sostienen las rentas. Te invito a que leas "La producción del dinero..." de Ann Pettifor.

      Responder a este mensaje

  • Tu nombre 7 de mayo
    14:33

    Hola, estoy en general muy de acuerdo con lo expuesto. Solo decir al autor ( y a todos por supuesto) que vean la serie documental Zeitgeist dónde hablan precisamente de un sistema similar a lo que se desprende de este artículo, se llama RBE ( Resource Based Economy) Economía Basada en Recursos, donde el dinero no existiría.

    Responder a este mensaje

  • Tu nombre 9 de mayo
    07:52

    Tengo clarísimo que entonces en este país hay millones de ricos, pues son millones los desplazamientos que se dan por esas autopistas y autovías que se critican en el artículo. Y son cientos de miles los ricos que se mueven utilizando los aeropuertos.

    Responder a este mensaje

Añadir otro comentario