Categories

 

Portada > Economías > Fiscalidad > Propuestas concretas para acabar con los...


Día Global contra los paraísos fiscales

3 de abril de 2017

Propuestas concretas para acabar con los paraísos fiscales

En abril de 2005, avalado por miles de firmas ciudadanas, ATTAC-España pidió al gobierno de Rodríguez Zapatero que estudiara no reconocer capacidad jurídica alguna para actuar en territorio español a empresas con relación probada con paraísos fiscales. También reivindicó ese escrito que los informes anuales de grandes empresas y corporaciones aporten información relevante de ingresos, beneficios, impuestos , inversiones, activo y pasivo, pero detallada país por país. Sin embargo, a pesar de la justicia de esas peticiones, solo hubo la callada por respuesta. Y hasta hoy.

Tal silencio, que ni siquiera mereció un salirse por la tangente como respuestas, ¿indica que acaso los paraísos son intocables? No, no lo son, y se puede actuar contra ellos y contra sus cómplices. Pero hay que querer.


Propuestas concretas para acabar con los paraísos fiscales
Foto: Raunov cc  

Lo ha demostrado ATTAC-Francia que, tras dos años de denuncias, lucha y presiones ha logrado que el banco francés BNP Paribas cierre sus filiales en el paraíso fiscal de las Islas Caimán. Una primera victoria a la que han de seguir más denuncias y acciones contra los grandes bancos y corporaciones presentes en los paraísos fiscales.

Poder, se puede ir contra los paraísos fiscales, pero no sin clara voluntad política de enfrentarse a ellos. Y probablemente a sus cómplices, que conocemos. Pero hay que querer. ¿Qué hacer? Por ejemplo, los gobiernos pueden negar capacidad jurídica para actuar en territorio nacional a cualquier empresa mercantil con sede o filial en paraísos fiscales. También puede establecerse por ley que el Estado y los organismos o entidades públicas que dependan del mismo no puedan contratar empresa alguna de la que haya sospecha fundada de relación con paraísos fiscales...

También se pueden declarar ilegal la actividad de empresas-pantalla en relación con España y, si hay verdadera voluntad política, se pueden presentar demandas para perseguir penalmente actuaciones (u omisiones) de multinacionales y grandes fortunas por eludir o evadir impuestos. Pero estamos en lo de siempre. Hay que querer.

Algunas medidas y acciones contra los paraísos fiscales

Los gobiernos con voluntad política de acabar con las cavernas fiscales que son esos paraísos han de presionar además en las instancias internacionales (OCDE, ONU, FMI, UE...) para que los estados o territorios paraísos fiscales sean señalados públicamente como tales, y sancionados cuando sea el caso, en vez de disfrazarlos, como se ha hecho los últimos años. ¡Al final resultará que no hay paraísos fiscales!

Contra las maniobras tramposas de maquillaje de paraísos fiscales, hay que explicar alto y claro que son paraísos fiscales todos los estados o territorios que mantengan el secreto bancario contra viento y marea, así como el anonimato de titulares de cuentas, depósitos y transacciones, quienes nieguen información financiera y fiscal a instancias judiciales, fiscales y agencias tributarias y, especialmente los que establezcan tributos reducidos o incluso los supriman.

Además, sería necesario establecer una autoridad global con delegaciones independientes en los estados para conseguir información financiera y fiscal en todo el mundo. Y elaborar una lista pública con irregularidades conocidas, maniobras contables y trampas de empresas desde los paraísos fiscales y con éstos. En la Unión Europea debe ser prioritario elaborar un plan para desmontar los paraísos fiscales que hoy actúan impunes en su territorio.

No hay impedimentos técnicos ni razones económicas que impidan acabar con los paraísos fiscales. Solo se necesita verdadera voluntad política de acabar con ellos. Una voluntad que brilla por su ausencia en la mayoría de gobiernos europeos así como en las entidades internacionales económicas que, sobre el papel, han de luchar contra el fraude fiscal de todo tipo. Así la situación, esa falta de voluntad política gubernamental obliga a actuar con constancia para conseguir una sólida conciencia pública ciudadana contra los paraísos fiscales. Conciencia que se traduzca en presión y acción constantes hasta acabar con ellos.

Propuestas de Stiglitz contra los paraísos fiscales

El Nobel de economía, Joseph Stiglitz, ha propuesto medidas contra los paraísos, dignas de ser tenidas en cuenta:

1. Crear registros públicos de beneficiarios y dueños reales de empresas.

2. Intercambiar información financiera y fiscal entre países, sin demoras ni excusas. Poder contrastar la base de datos de la Agencia Tributaria de cualquier Estado con la de otro país.

3. Todas las compañías han de presentar a los gobiernos correspondientes un informe anual de actividad realizada, impuestos pagados y beneficios finales, país por país donde actúen.

4. Sancionar a quien trabaje con paraísos fiscales, multando o bloqueando sus cuentas bancarias tras seer declaradas ilegales. Hacer ilegal y multar a personas y corporaciones, accionistas o directores de empresas en paraísos fiscales y de sociedades-pantalla.

5. Hacer públicos los acuerdos de multinacionales con los gobiernos. Los casos de IKEA, Amazon o Burberry con Luxemburgo o Apple con Irlanda demuestran que las multinacionales firman acuerdos para pagar menos del 1% de impuestos en los estados donde operan. Esos acuerdos deben ser públicos.

6. Supervisar bancos, asesorías fiscales y abogados, intermediarios necesarios de la evasión y elusión fiscales.

7. Publicar nombres de implicados en transacciones internacionales de compraventa de inmuebles, porque la mayoría de apartamentos de lujo en Nueva York o Londres están a nombre de sociedades opacas de paraísos fiscales y su compraventa es blanqueo de dinero.

8. Limitar actuación de empresas para evitar que un empleado de una firma legal pueda ser secretario o director de cientos o incluso miles de compañías instrumentales.

9. El personal de las instituciones de los países que intercambian o reciben información tributaria deben ser absolutamente independientes.

10. Proteger con leyes que los defiendan a quienes filtran fraudes fiscales.

11. Aprobar una ley de transparencia sin limites para acabar con la opacidad financiera y fiscal,

12. Vigilar las medidas adoptadas. Establecer comités de seguimiento especial de su cumplimiento.

Propuestas de Zucman

El economista Gabriel Zucman, autor de "La riqueza oculta de las naciones", también ha hecho propuestas factibles contra los paraísos fiscales. Gravar las transacciones financieras que salgan de un país hacia una empresa-pantalla, depósito o fondo ubicado en Europa, EEUU o cualquier estado del Pacífico o Caribe, con baja o nula tributación. Así lo hace EEUU y también Francia, que grava con un tipo de 50% las transferencias desde ese país a depósitos y cuentas en Botsuana, Brunei, Guatemala, Marshall, Nauru, Jersey, Bermudas e Islas Vírgenes británicas.

El problema más arduo, reconoce Zucman, es enfrentarse a las grandes guaridas financieras: Suiza, Hong Kong, Singapur, Luxemburgo, Islas Caimán y Bahamas. Porque son centros financieros legales de primer orden, además de bases de evasión fiscal. Según Zucman, esa situación hace difícil gravar capitales y rentas que salgan de Francia o Alemania hacia esos centros financieros. De hecho, nunca se ha gravado con un tipo considerable movimiento alguno desde donde sea a Suiza o Luxemburgo.

Zucman propone a cambio actuar sobre el intercambio comercial como medida de presión. En Suiza, las exportaciones son el 50% del PIB y el 200% en Hong Kong. También son un alto porcentaje del PIB en Singapur y Luxemburgo. Imponer aranceles elevados a esas exportaciones desde los países receptores sería una medida disuasoria, en tanto Suiza y otros cavernas fiscales mantengan el secreto bancario, establezcan tipos impositivos bajos y no colaboren en luchar de verdad contra la evasión de impuestos.

Además es necesario un registro mundial de títulos financieros con nombres y apellidos de sus titulares; un catastro financiero, como ya existe en Suecia. Y, por supuesto, hay que asegurar, sin complicaciones ni trucos burocrátricos, el intercambio internacional automático de información financiera y fiscal entre países, proporcionada por los bancos, como ya se hace en los ámbitos nacionales. Más una reforma radical del impuesto de sociedades que grave todas las ganancias de las multinacionales donde esten presentes, país por país.

Para afrontar con garantías el enfrentamiento con los paraísos fiscales y sus cómplices se debería formar una gran coalición de países que acuerden y apliquen sanciones contra las cavernas fiscales. Si se coaligaran Alemania, Francia, España, Italia, Grecia y Portugal, por ejemplo, habría más posibilidad de obligar a Suiza a facilitar información financiera, patrimonial y fiscal y negociar tributaciones justas y suficientes.

Sin presiones ni sanciones poco se puede hacer contra el fraude fiscal.

Xavier Caño Tamayo    ATTAC Madrid

Comentar

2 Mensajes
Añadir otro comentario