Categories

 

Portada > Alternativas > Finanzas éticas > Oikocredit, cuatro décadas demostrando otra...


Banca Ética con solera

11 de febrero de 2015

Oikocredit, cuatro décadas demostrando otra forma de ahorro

52.000 personas en todo el mundo canalizan sus ahorros a través de Oikocredit, permitiendo financiar más de 800 proyectos y empresas sociales de 63 países. Pero han sido nada más y nada menos que 40 años de trabajo: la cooperativa Oikocredit Internacional lleva cuatro décadas demostrando que otra forma de ahorro es posible


Oikocredit, cuatro décadas demostrando otra forma de ahorro
Oikocredit (CC)  

En el año 1975, hace ahora por tanto 40 años, nacía una cooperativa de crédito con el objetivo de dar un uso más ético y transparente a los ahorros de un reducido grupo de personas. 2015 será un año muy especial para la cooperativa Oikocredit Internacional, que cumple 40 años demostrando que es posible un tipo de banca ética bajo principios sociales y medioambientales.

Los datos no dejan lugar a las dudas: hoy más de 52.000 personas de todo el mundo canalizan sus ahorros a través de Oikocredit, y se financian más de 800 proyectos y empresas sociales de 63 países de América Latina, África, Asia y Europa del Este.

Pero 2015 también será un año importante para Oikocredit Catalunya, que cumple sus 15 años desde la creación de la entidad por iniciativa de varias ONG catalanas. Durante los años 90 varias organizaciones sociales catalanas empezaron a plantearse la necesidad de tener alternativas éticas a los bancos convencionales, puesto que en aquel entonces en España apenas había opciones de finanzas éticas.

Oikocredit Catalunya nace con el objetivo de captar fondos para invertirlos en Oikocredit Internacional, pero su papel no se acaba aquí: también son la vía de participación democrática de todas las personas socias y el canal a través del cual llegamos a la cooperativa internacional. Los recursos económicos que los socios y socias invierten sirven en su totalidad para que la asociación de apoyo compre participaciones (capital social) de Oikocredit Internacional, de forma que ese dinero es destinado íntegramente a la financiación de proyectos de desarrollo en países del Sur en forma de préstamos.

El Salmón Contracorriente  

Comentar