Categories

 

Portada > Economías > Políticas > Madrid elige su nuevo Colegio de Economistas...


La propaganda de una de las candidaturas fue censurada

6 de mayo de 2015

Madrid elige su nuevo Colegio de Economistas con polémica

El Colegio de Economistas de Madrid elige su nuevo equipo de Gobierno tras una campaña electoral marcada por la polémica y la censura. La Junta Electoral impide el envío de la propaganda de una de las candidaturas y tras rectificar, el recuento concluirá el próximo viernes, cuando se contabilicen las papeletas enviadas por correo. El asunto podría acabar en los tribunales.


Madrid elige su nuevo Colegio de Economistas con polémica
Sede del Colegio de Economistas de Madrid  

El Colegio de Economistas de Madrid elige este miércoles el equipo de Gobierno que regirá la institución los próximos cuatro años en unas elecciones en las que por primera vez en la historia se presentan tres candidaturas y que viene marcada por una polémica campaña electoral.

La Junta Electoral tomó la polémica decisión de vetar la propaganda electoral de la candidatura "Economistas por el Progreso" al considerar que el contenido enviado por la candidatura encabezada por Juan Ignacio Bartolomé “no cumplía los requisitos formales y no era ético ni correcto”. La rectificación no tardó en llegar y a las 72 horas se envió la información a las casas de los votantes. Esta decisión provocó que los colegiados no hayan podido acceder a la propaganda electoral de esta candidatura hasta la jornada previa a las elecciones. Mientras tanto, la propaganda de las otras dos candidaturas llegó a las casas de los colegiados la semana pasada. Por esta razón, tras presentar dos recursos ante el Consejo General de Economistas, la Junta Electoral decidió a última hora de la víspera de la jornada electoral ampliar el plazo de recogida del voto por correo hasta el próximo viernes, día en que se realizará el recuento definitivo, siempre y cuando el voto sea sellado antes del cierre de las urnas, porque el plazo para ejercer el voto permanece inamovible. Ante esta decisión, la candidatura progresista se siente claramente perjudicada y se plantea llevar el caso a los tribunales.

No es la única polémica que ha salpicado el proceso electoral del Colegio. La convocatoria de las mismas se realizó en vísperas de Semana Santa lo que implicó una dificultad extra a la hora de reunir todos los certificados, avales y demás requisitos en medio del periodo vacacional y poder formalizar candidaturas con al menos 15 miembros, tal y como exigen los estatutos.

Las tres candidaturas

Por primera vez en la historia concurren tres candidaturas a las elecciones a un colegio que, a cierre de 2014, contaba con 8.184. colegiados y cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros para este año 2015:

  • Línea continuista (no tiene nombre): Representada por la candidatura encabezada por Pascual Fernández Martínez, vicedecano segundo de la junta directiva saliente y ex Secretario de Estado de Medio Ambiente en el segundo Gobierno de Aznar.
  • Economistas Profesionales: Una candidatura autodefinida de perfil técnico liderada por José María Lamo de Espinosa y otros miembros de la última junta directiva que dimitieron tras verse salpicado su presidente, Juan Iranzo, por el caso de corrupción de las tarjetas black de Caja Madrid con la que llegó a gastar 46.800 euros en gastos tan diversos como copas, lencería o decoración del hogar.
  • "Economistas por el Progreso": Nacida de la confluencia de Economistas sin Fronteras y Economistas frente a la Crisis, está encabezada por Juan Ignacio Bartolomé. En las anteriores elecciones de 2011, Economistas Frente a la Crisis se hizo con algo más del 30% de los votos, frente al casi 70% obtenido por Iranzo.

Cambio radical

Desde la candidatura de confluencia, según su numero dos y presidente de Economistas sin Fronteras, Juan Gimeno, se busca un Colegio que “cumpla con los servicios que ha de ofrecer todo colegio profesional, sobre todo para los jóvenes, ha de convertirse en casi una agencia de empleo". Y en cuanto a relevancia política y económica plantean un colegio que "deje de ser un cero a la izquierda, que sea la voz real de los economistas y ejerza su labor como pueden hacer otros colegios profesionales como el de Abogados o el de Arquitectos". Y es que resulta difícil recordar alguna manifestación pública del Colegio frente a las políticas de recortes o las políticas tributarias.

La politización del Colegio es una de las armas arrojadizas de la campaña electoral. Tanto la línea continuista como "Economistas Profesionales" hablan de la necesidad de despolitizar la institución. Frente a esta opinión, la candidatura progresista, en palabras de Gimeno se pregunta si "despolitizar significa que solo va gente del PP, porque solo hay que mirar el nombre de quienes colaboran en la Revista Economistas, quién es invitado a los actos de la Junta o a quién se han dado medallas y homenajes".

Unas elecciones desmovilizadoras

La votación en las elecciones en el Colegio de Economistas apenas llama la atención de los economistas colegiados en Madrid. En las elecciones de hace cuatro años 9 de cada 10 colegiados decidieron no ejercer su derecho al voto, solamente 1.091 de un censo de 8.321 personas colegiadas participaron en el proceso electoral. En estas elecciones no se prevé un aumento significativo, la escasa difusión y las dificultades de las candidaturas para hacer llegar sus mensajes, de tal manera que se lamenta Gimeno: “Cuanta menos gente vaya a votar, más segura tienen la victoria con los votos que tienen controlados”. En un par de días, la solución.

El Salmón Contracorriente  

Comentar