Categories

 

Portada > Alternativas > Consumo Colaborativo > Cronnection, plataforma online de trueque


Iniciativas de consumo colaborativo

10 de abril de 2015

Cronnection, plataforma online de trueque

No hay duda de que el consumo colaborativo está en pleno auge, en algunos casos, alimentándose de iniciativas que tienen gran tradición, como los bancos de tiempo. En este artículo, Alvaro Castaño, de Cronnection, nos explica cómo funciona esta plataforma online de trueque, que ya cuenta con más de 15.000 usuarios. Su proyecto aspira a crear una red masiva de intercambio sin dinero.


Cronnection, plataforma online de trueque

Cronnection y la batalla por un consumo más cooperativo y eficiente

Un breve vistazo a la situación económica actual sirve para hacer evidentes los peligros y las ineficiencias de un consumismo fuera de control, una sociedad individualista y competitiva, y unos hábitos laborales y de consumo que puede que ya pertenezcan al siglo pasado. Ante esto uno puede tomar una actitud victimista, llevando la culpa a las altas esferas, “los mercados”, la clase política… y dejar en sus manos no sólo darse cuenta del problema, sino llevar a efectos las posibles soluciones.

Otra actitud es la del optimista, que piensa que el sistema económico y laboral se controla desde abajo, que el poder esta en nuestras carteras, por más o menos abultadas que estas sean. Tomando el problema desde esta perspectiva, parece claro que es necesario un nexo común entre todas aquellas personas o colectivos que son conscientes del problema y conocen las soluciones, para coordinar estas nuevas formas de hacer, así como promover un consumo más consciente y sostenible entre aquellos que aún esperan que todo se resuelva desde arriba.

Con esta actitud y ganas de cambio surgió la idea de Cronnection, una plataforma de trueque de tiempo y objetos entre particulares, sin la necesidad de utilizar el dinero.

Pagar con mi tiempo

Buscando un modo de consumir y trabajar más justo, inclusivo y ético, se comenzó con la idea de los Bancos de tiempo: a pesar de que no todo el mundo dispone de efectivo para costear sus necesidades básicas, si que todos ingresamos 24 horas al inicio de cada dia. Tomando esta premisa, y teniendo en cuenta que trabajar no es otra cosa que vender tu tiempo a cambio de dinero, se creó una herramienta para dar a cualquier persona mayor de edad y con conexión a Internet la posibilidad de intercambiar su tiempo con otros.

Un ejemplo: Juan dispone de tiempo libre y es un apasionado de la guitarra. No esta muy puesto en Internet y emprender desde cero es una opción muy compleja para él. Lo que Cronnection le permite es ofertar su talento (clases de guitarra), promocionarlo entre sus redes sociales, y tener un espacio online donde recibir peticiones de su tiempo. María, por su parte, ha acumulado Horas virtuales en la plataforma, y quiere aprender a tocar la guitarra. Sin gastar ni un solo céntimo, y desde la comodidad de casa, si así lo prefiere, puede contactar con Juan y recibir clases pagando con el tiempo que había acumulado. Terminado el intercambio, Juan recibe tantas Horas virtuales como horas reales haya empleado, y podrá gastarlas en lo que él necesite, siguiendo así el ciclo.

De un banco de tiempo a un mercado global

El sistema económico interno de Cronnection daba solución a tantos problemas y de una forma tan natural, que se produjo un salto importante y lógico: usando monedas sociales, se podrían intercambiar no solo servicios sino también bienes de todo tipo, tanto físicos como digitales. En ese momento, pasó de ser un banco de tiempo online a una plataforma de intercambio global, en la que además de hacer trueques con el tiempo se puede monetizar cualquier objeto que ya no usas o comprar los objetos de otros usuarios gratis o a un precio muy rebajado, sin utilizar dinero en ningún momento. La moneda virtual para los intercambios de objetos es el Punto, y tiene una equivalencia en moneda real, aproximadamente un euro. El valor del Punto varía ligeramente dia a dia, ya que surge de una bolsa ponderada de valores.

La plataforma, de este modo, permite monetizar no solo tu tiempo libre y tus habilidades, sino aquellos objetos que ya no utilizas y están ocupando espacio en casa. Todo esto hace unos años que es posible realizarlo, usando distintas plataformas, pero no había una opción que englobase tantos tipos de intercambio en una misma comunidad y dentro de un mismo sistema económico interno. El objetivo de Cronnection es llevar a todo el mundo los beneficios que algunas personas ya obtienen de usar portales de segunda mano, trueque o trabajos por horas online.

La presencia y el papel del dinero en Cronnection

A pesar de que el dinero y el sistema capitalista ha causado grandes problemas sociales a lo largo de la Historia, el dinero como representación de valor económico no es en sí dañino, todo depende de lo que se haga con él. En lugar de proponer una transición radical de un mundo con dinero a uno sin el, Cronnection incorpora el dinero en su plataforma de una forma muy especial.

Si bien la herramienta es completamente gratuita y la incorporación del dinero es opcional y requiere el consentimiento del usuario, aquellos que quieran vender sus Horas o Puntos acumulados por dinero podrán hacerlo. Por otro lado, los compradores de esos valores virtuales serán usuarios que quieran acceder al catálogo de Cronnection pero no dispongan de tiempo o de objetos que vender, o bien prefieran pagar como si de una tienda al uso se tratase.

Los motivos para introducir el dinero en una plataforma que aboga por una menor dependencia del dinero son claros y necesarios. El primero es que estas transacciones económicas son el sustento del equipo y la infraestructura que está detrás del proyecto. El segundo, que hay ciertos servicios básicos como la electricidad o el gas que no pueden pagarse en Puntos (de momento? :)).

La plataforma cuenta con más de 15.000 usuarios y aumenta en actividad mes a mes. Por el momento se está promocionando de forma local en algunas ciudades españolas, pero su objetivo es llegar a todo el mundo, creando una red de intercambio sin dinero masiva que pretende ayudarnos a vivir de nuestra pasión, sacar rendimiento económico a cosas que no pensamos que podríamos, y consumir de forma consciente, responsable y cooperativa.

Alvaro Castaño    Cronnection

Comentar