Categories

 

Portada > Alternativas > Cooperativismo > Casi 600 personas en el primer día del...


Crónica de un congreso diferente

28 de noviembre de 2014

Casi 600 personas en el primer día del Congreso de Economía Social de Zaragoza

Crónica del primer día del Congreso de Economía Social y Solidaria que se celebra en Zaragoza. Con una participación cercana a las 600 personas venidas de diferentes lugares, con la ilusión de compartir, aprender e impulsar la economía que pone en el centro a las personas.



Decenas de personas dan vueltas sin parar, un hormiguero de gente busca una sala de conferencias, hacen cola para registrarse y se cuelgan unas acreditaciones con sus nombres escritos a boli. La estampa podría ser la típica de un congreso, pero hay varias diferencias. La gente se saluda amablemente a pesar de no conocerse, una alegría inunda los rostros de los asistentes, todos hemos venido con unas metas comunes y, al ver que esto funciona, no podemos evitar pensar en el éxito de la cita. Solo son las 11 de la mañana del primero de los tres días.

Ha sido un productivo día, cargado de energía y cooperación activa

El I Congreso de Economía Social y Solidaria se estrena en Zaragoza con una participación cercana a las 600 personas. Gente que ha venido de diferentes lugares con la ilusión de compartir, aprender e impulsar la economía que pone en el medio a las personas. Asociaciones, plataformas ciudadanas, cooperativas, personas... nos une la idea de querer cambiar las cosas, de combatir el único sistema económico “que no pone en el medio a las personas”, decía Verónica Andino, del movimiento Ecuatoriano de la Economía Social y Solidaria, en el último plenario del día.

Como hormigas sonrientes nos repartimos por los edificios que albergan los diferentes ejes temáticos que conforman este Congreso. Las finanzas éticas como impulsoras de la economía social, la acción política sobre las administraciones públicas y sus interacciones con la economía, la creación de redes vecinales, el uso del conocimiento como un bien común, la recuperación de los “saberes” y la vida rural o la potencialidad de las monedas y los mercados sociales, son algunos de los temas de los que han tratado los diferentes talleres, charlas y mesas redondas de este productivo día cargado de energía y cooperación activa.

En los pasillos, en la cola de la comida o sentados en las mesas, la gente intercambia impresiones, suelta ideas, sonrisas. Las personas se conocen, se entienden, se apoyan, se felicitan. El plenario finaliza con la sensación de que no somos pocos ni pocas los que trabajamos y creemos firmemente en que otro tipo de economía es posible y que esta economía puede servir a las personas, al medio ambiente y a la sociedad en general.

Mañana nos espera otro día cargado de contenidos, charlas y mucha energía social. El día de hoy ha dejado el listón muy alto... pero no insuperable. Mañana os contaré más sobre este congreso. Ahora, el que escribe estas lineas se prepara para otra parte importante de este tipo de congresos, el #Beer2Beer que dice el tuitero @volantebb.Osea, las cañas de después.

Si queréis seguir mañana el streaming de las jornadas podéis usar este enlace.

Un abrazo desde Zaragoza, sede internacional momentánea de la Economía Social y Solidaria.

Yago Álvarez  

Comentar