Categories

 

Portada > Economías > Consumo > Benetton no indemniza tras el desastre de...


A pesar de su gran trayectoria en discursos solidarios

9 de febrero de 2015

Benetton no indemniza tras el desastre de Rana Plaza en Bangladesh

En 2013 el derrumbe de un edificio en Bangladesh, dedicado fundamentalmente a la fabricación de ropa, dejó al menos 1.138 muertes. Varias grandes multinacionales de la moda fabricaban allí su ropa, entre ellas, Benetton. La empresa italiana, a pesar de su largo discurso sobre temáticas sociales, se ha desentendido del accidente y no ha aportado nada al fondo de indemnizaciones que gestiona la OIT.


Benetton no indemniza tras el desastre de Rana Plaza en Bangladesh

Una mujer sentada en el suelo, lapidada con pétalos de flores por un grupo de hombres. Con esta imagen Benetton quiso unirse hace un par de meses al Día Internacional de la ONU de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. No es, desde luego, la primera campaña polémica de la multinacional italiana, ni tampoco la primera que trata temáticas sociales. Si a día de hoy Benetton sigue asociándose como la marca de la multiculturalidad es por su trayectoria comunicativa durante más de 20 años.

Sin embargo, la empresa no está demostrando la misma sensibilidad a la hora de la verdad, aportando recursos económicos en uno de los desastres más impactantes de la industria del textil y la moda. El 24 de abril de 2013 un bloque de ocho pisos dedicado fundamentalmente a la fabricación de ropa se derrumbó en Savar, Bangladés, y murieron al menos 1.138 trabajadores y trabajadoras. Las enormes grietas que presentaba el edificio no fueron suficientes para detener la actividad.

Paradójicamente, las personas que trabajan en el sector textil de Bangladesh son mujeres en un 90% y, además, están entre las peores pagadas del mundo. Esta precariedad de la mano de obra india ha atraído durante años a las grandes multinacionales de la moda que, como Primark, Mango, El Corte Inglés, DressBarn o Benneton, han terminado frabricando buena parte de sus prendas en países como la India.

Benetton es la única gran empresa internacional que todavía no ha aportado ni un céntimo

En 2014, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estableció un fondo de indemnizaciones para las familias de las personas fallecidas y para las que resultaron mutiladas tras el derrumbe del Rana Plaza. Sin embargo, activistas de la red internacional Campaña Ropa Limpia y de la organización International Labour Rights Forum llevan varios meses denunciando que algunas de las empresas implicadas o han aportado muy poco dinero o ni siquiera lo ha hecho. Es el caso de Benetton, que producía en una de las fábricas de Rana Plaza y es la única gran empresa internacional que todavía no ha aportado ni un céntimo al Fondo Fiduciario de Donantes. A punto de cumplirse un año de su puesta en marcha el fondo únicamente ha recaudado 22 millones de USD, cantidad insuficiente para pagar la totalidad de las indemnizaciones necesarias.

El Salmón Contracorriente  

Comentar