Categories

 

Portada > Economías > Políticas > Atleti, practica el juego limpio


Campaña contra el patrocinio de Plus 500

26 de enero de 2015

Atleti, practica el juego limpio

El Atlético de Madrid acaba de alcanzar un patrocinio con la empresa Plus 500, compañía que públicamente ha declarado que persigue la bonanza de la economía del estado de Israel


Atleti, practica el juego limpio
ESC (CC)  

Entre veinte y treinta personas acudieron el 19 de enero al encuentro de solidaridad con Palestina que tuvo lugar en el Patio Maravillas, en Madrid, organizado por la Campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) y Palestina Toma la Calle.

Los organizadores aprovecharon el acto para presentar la última campaña de boicot a las políticas sionistas del estado de Israel: #AtletiJuegoLimpio contra el patrocinio de Plus 500. La empresa ha firmado con el club madrileño un acuerdo de financiación y la marca figura en la camiseta de los jugadores desde el encuentro de ida de octavos de final de la Copa del Rey ante el Real Madrid.

Según Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, “estamos encantados de haber llegado a este acuerdo con Plus 500. Estamos incrementando nuestra presencia internacional y creemos que esta colaboración con Plus 500 favorecerá esta tendencia, y esperamos compartir nuestro camino con ellos”.

Plus 500 es una plataforma de comercio en línea para minoristas para operar con CFD (Contratos por Diferencia) con sede en Reino Unido y fundada por cinco exalumnos del Technion-Instituto Tecnológico de Israel. Es un instrumento que permite a inversores suponer que el precio de un producto asociado a CFD -acciones, por ejemplo- bajará de precio próximamente. Entonces, el usuario puede abrir un contrato de venta y, más adelante, cerrarlo.

Según la campaña BDS, Plus 500 representa y fomenta los intereses económicos de Israel. De acuerdo a las palabras de Gal Haber, uno de sus directores, “Plus 500 es una muy buena compañía para la economía de Israel” y se trata de “puro patriotismo”.

Desde BDS aprovechan este nuevo patrocinio para sacar a la luz la situación del deporte y de los deportistas en Palestina y recuerdan que éstos ven restringidas sistemáticamente todas sus libertades fundamentales. De hecho, Israel ha prohibido viajar al futbolista de la selección palestina Sameh Marabah a la Copa Asiática que se disputa en Australia, “una decisión contraria a todas las convenciones y leyes internacionales, que garantizan la libertad de movimiento en todos los jugadores”, según afirmó la Federación de Fútbol Palestina.

El 70% de las instalaciones de Gaza quedaron destruidas tras los 52 días de ataque por parte de Israel de este verano

En lo relativo a la infraestructura deportiva en la zona, el 70% de las instalaciones de Gaza quedaron destruidas tras los 52 días de ataque por parte de Israel de este verano, según datos de la FIFA. También en 2012 la sede del Comité Nacional Paralímpico y el Estadio Nacional de Gaza fueron derruidos por la artillería israelí. Además, el pasado mes de noviembre soldados armados realizaron una redada en las oficinaes de la Federación de Fútbol Palestina.

Personalidades del mundo del deporte y aficionados han levantado la voz ante las atrocidades cometidas por el sionismo. Mahmoud Sarsak, jugador de la selección palestina, fue detenido cuando se dirigía desde Gaza a la sede de su nuevo equipo, el Balata Youth de Cisjordania. Durante tres años permaneció bajo arresto, sin cargos ni juicio. Sarsak inició huelga de hambre que se prolongó durante 101 días en señal de protesta a la que se sumaron figuras como Eric Cantona, Fréderic Kanouté, Abou Diaby y Lilian Thuram. La presión internacional consiguió que finalmente las autoridades israelíes lo pusieran en libertad.

Las declaraciones de Michel Platini, presidente de la UEFA, en diciembre de 2010 ilustran el compromiso de determinados sectores de la comunidad deportiva al afirmar que “Israel tiene que escoger entre permitir que el deporte palestino se desarrolle y florezca o enfrentarse a las consecuencias de su comportamiento actual“. En Junio de 2011, 42 clubes de fútbol palestinos exhortaron a Platini a cambiar la decisión de celebrar el campeonato masculino de fútbol Sub21 en Israel. Este llamamiento fue respaldado por seguidores del fútbol, profesionales y defensores de los derechos humanos con acciones como una petición en la red con más de 13.000 firmas, una declaración firmada por 50 estrellas europeas del fútbol o la carta de la exministra francesa de deportes Marie-George Buffet.

En septiembre de 2014, la UEFA rechazó la candidatura israelí para albergar partidos de la Eurocopa de fútbol de 2020 tras una campaña internacional en la que participaron equipos y ONG palestinas así como activistas europeos que alegaban que aceptar la candidatura equivaldría a “recompensar” a Israel por su masacre de más de 2.300 personas palestinas, incluyendo más de 500 niñas y niños, durante su reciente ataque de 52 días.

Pilares como la deportividad y el antirracismo son los que constituyen las bases del fútbol y en este contexto no cabe la ocupación ni el Apartheid israelí. Desde la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones entienden que el hecho de que Plus 500 aparezca en la camiseta de los jugadores del equipo sirve para normalizar la imagen de un régimen cuyo comportamiento es contrario a los valores del juego limpio y el deporte y solicitan mediante una recogida de firmas que el Atlético de Madrid se mantenga al lado del juego limpio y anule el acuerdo con la empresa Plus500.

El Salmón Contracorriente  

Comentar